La ONU arranca el compromiso de 9.000 millones de euros de asistencia humanitaria a Siria

Fuente: Elmundo.es

La Conferencia de Apoyo a Siria se ha convertido en un clamor casi unánime contra Rusia por los bombardeos en Alepo que han causado un nuevo éxodo de miles de refugiados hacia Turquía. El encuentro en Londres, que ha reunido a líderes y representantes de 60 países, se ha cerrado con un éxito económico(9.000 millones de euros comprometidos en asistencia humanitaria), pero con la creciente inquietud ante la escalada militar del conflicto.

Respecto a la aportación española, de los 9.000 millones de euros, Madrid sólo ha aportado nueve (el 0,1%).

El premier David Cameron, en calidad de anfitrión, ha pedido expresamente a Rusia que utilice su influencia “para acabar con los ataques indiscriminados contra la población”. Más contundente aún, el primer ministro turco Ahmet Davutolu ha acusado directamente a Moscú de apoyar los “crímenes contra humanidad” del presidente Asad con los ataques aéreos sobre Alepo.

“La estrategia que están siguiendo es la misma que la perpetrada contra la ciudad de Madaya”, ha declarado Davutoglu. “Han cortado el cordón de asistencia humanitaria para condenar al hambre y al sufrimiento a la población civil“. “De 60.000 a 70.000 sirios en los campamentos al norte de Alepo se están desplazando hacia nuestro país”, ha informado el primer ministro turco. “Mi pensamiento no está en Londres sino en nuestra frontera. ¿Cómo vamos a alojar a toda esta gente que sigue viniendo de Siria? Los 300.000 habitantes que aún viven en Alepo están preparándose para moverse hacia Turquía”.

“Mientras ocurran desastres como los que hemos visto estos tres días en Alepo, con el apoyo aéreo de Rusia, va a ser imposible que la oposición a Asad se siente en una mesa negociadora“, ha advertido Davutolu, que ha asegurado que la tragedia humanitaria (“posiblemente la mayor desde la Segunda Guerra Mundial”)irá a más mientras las grandes potencias no encuentren “una solución política”.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha obviado la referencia directa a Rusia, pero ha instado “al régimen de Asad y a otros” a reconocer que se ha llegado a un extremo en “que no se puede crear más miseria y forzar aún el éxodo de más ciudadanos sirios“. Merkel ha puesto la primera nota positiva en la conferencia de donantes al anunciar que Alemania dará 2.300 milllones de ayuda a Siria hasta el 2018, incluida una contribución de 570 millones al Programa Mundial de Alimentación, que amenaza con quedarse sin fondos en noviembre.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, ha advertido por su parte que los bombardeos aéreos han saboteado los esfuerzos de paz en Siria. A su paso por Londres, Ban ha lanzado un mensaje simultáneo al Reino Unido y a Rusia, los dos últimos países en sumarse a las acciones aéreas en el conflicto que ha causado ya más de 250.000 muertes y 4,5 milllones de refugiados fuera del país.

“Es profundamente descorazonador que los pasos iniciales de conversaciones de paz hayan sido saboteados por la continua falta de acceso de la ayuda humanitaria y por el aumento de los bombardeos aéreos y de la actividad militar en Siria”, ha declarado el secretario general de la ONU, que ha expresado sin embargo su esperanza en una mesa negociadora en Ginebra a finales de febrero.

“Todas las partes en el conflicto están cometiendo grandes abusos de los derechos humanos a gran escala y están creando una situación alarmante“, ha advertido Ban. “Tenemos que acabar con las ciudades sitiadas y llevar alimentos a la gente con hambre. Vamos a cambiar de narrativa y llevar esperanza a la gente de Siria”.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, ha informado por su parte a la conferencia que ha hablado personalmente con el ministro de Exteriores ruso,Sergei Lavrov, para pedir un alto del fuego y restablecer el cordón de ayuda humanitaria. “Que la gente se vea reducida a un punto en que tiene que comer hierba y hojas, o matar los animales que andan sueltos para poder sobrevivir, es algo que debe rasgar nuestras conciencias de gente civilizada”, ha dicho Kerry. “Todos tenemos el deber de responder ante algo así”.

Los bombardeos de Alepo no consiguieron sin embargo torpedear la Conferencia de Apoyo a Siria y la región, celebrada simultáneamente por David Cameron y Ban Ki-moon, como “el mayor éxito de compromiso económico en un solo día y ante una sola crisis” en la reciente historia de la ONU.

“Ha sido un día para la esperanza, un día para salvar vidas y dar a la gente la oportunidad de un futuro”, ha asegurado Cameron. “Nuestra meta debe ser poner fin al conflicto y lograr un Gobierno de transición en Siria donde todas las partes estén representadas. Pero mientras llega ese momento, tenemos que marcar la diferencia”.

Cameron anunció que el listón de los compromisos de ayuda a Siria ha subido a los 9.000 millones de euros, impulsado sobre todo por Alemania (2.300 millones),Reino Unido (1.500 millones) y Noruega (mil millones). Los países de la UE se comprometen a aportar, más de una tercera parte, mientras que Estados Unidosse compromete con 800 millones y Kuwait lidera a los países árabes con 300 millones.

La Conferencia de Apoyo a Siria y la Región se cerró también con un compromiso de asistencia y ayuda económica a los tres países que están soportando el peso mayor de los 4,5 millones de refugiados sirios en el exterior: Turquía, Líbano y Jordania. El programa de asistencia va más allá de la ayuda humanitaria e incluye un presupuesto de educación para garantizar la escolarización de un millón de niños refugiados y medidas de ayuda y fomento del empleo en los países limítrofes.

Una coalición de 30 organizaciones no gubernamentales, reunidas en un encuentro paralelo, agradeció la generosidad demostrada por los principales países donantes e instaron al resto a seguir su ejemplo. Las ONGs recalcaron que hará falta un esfuerzo adicional “para convertir los compromisos en acción” y recordaron cómo los países ricos donaron solo el 56% del dinero comprometido en el 2015.