Luxemburgo acoge a 30 refugiados de los 359.000 llegados a Grecia

Fuente: elpais.com

Una amplia comitiva de políticos de alto perfil despiden a migrantes que salen de Atenas.
Entre los asistentes destacan el primer ministro griego y el presidente del Europarlamento.
El viaje tiene como finalidad desahogar de la presión migratoria al país heleno.

20151104

Avramapoulos, Tsipras y Schulz, con refugiados en Atenas. / @NATASHABERTAUD

A primera hora de la mañana de este miércoles, el primer grupo de 30 refugiados sirios e iraquíes ha salido del aeropuerto de Atenas (Grecia) para ser reubicados en Luxemburgo. Es el primer viaje para desahogar de la presión migratoria al país heleno, que hasta el momento ha recibido a través de Turquía más de 359.000 refugiados e inmigrantes de enero a septiembre de 2015, según Frontex, la agencia de control de fronteras exteriores de la UE. De todo el grupo, 21 son sirios y 9 iraquíes, según ha confirmado el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR, por su acrónimo español).

Una comitiva de políticos de alto perfil, como el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, el comisario europeo para Inmigración, Dimitris Avramopoulus, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, viajó hasta la capital helena para recibir —y despedirse— de este grupo que viaja en un avión de la compañía Aegean Airlines que aterrizó en el aeropuerto de Bruselas a media mañana. “Es una fuerte señal de responsabilidad y solidaridad”, ha declarado John Fredrikson, responsable de ACNUR para Europa del Este. La misma agencia afirma que este gesto es “importantísimo” porque significa que estas 30 personas, entre las que hay 19 menores de edad, “no recurrirán más a las mafias” y serán legales en la UE. Bruselas lleva tiempo afirmando que aquel que entre en un país comunitario sin haber sido registrado o identificado carecerá de derecho alguno y será declarado “ilegal”.

Nuevo comienzo en Luxemburgo

De la capital belga, los refugiados han sido trasladados en varios autobuses hasta Luxemburgo —a casi 200 kilómetros— donde serán registrados en un centro de acogida cerrado en el que solo podrán permanecer un máximo de 48 horas, según la Oficina Luxemburguesa para la Acogida e Integración (OLAI, por sus siglas en francés).

Estos 30 refugiados, que hace meses llegaron a la isla de Lesbos donde voluntariamente decidieron acogerse al método de reubicación, es el primer paso y Bruselas reconoce que aún queda mucho por hacer. “Se les informó de que había posibilidad de ir a Luxemburgo y ellos aceptaron”, explican por teléfono fuentes diplomáticas. Todavía hay unos 700.000 personas en Italia, Grecia y caminando por los Balcanes Occidentales de las que 160.000 serán reubicadas a lo largo del territorio comunitario durante los próximos dos años.