Países donantes se reúnen en Londres para paliar crisis de refugiados sirios

Fuente: lainformacion.com

El primer ministro británico, David Cameron, presidirá esta cita en la que se espera la asistencia de 70 líderes internacionales, incluyendo su par alemana Angela Merkel, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el primer ministro del Líbano, Tammam Salam, y el ministro de Exteriores chino, Wang Yi.

La guerra, que empezó con las protestas contra el presidente Bashar al Asad en marzo de 2011, se ha cobrado más de 260.000 vidas y ha obligado a 4,6 millones de sirios a buscar refugio en países de la región Jordania, Líbano, Turquía, Irak y Egipto o a huir a Europa, pagando a veces con su vida el intento de cruzar el mar Mediterráneo.

Desde el bebé Aylan Kurdi hallado ahogado en una playa de Turquía a la muerte por hambre del muchacho de 16 años Alí, en la ciudad sitiada de Madaya, los ojos del mundo se han abierto al impacto de la violencia en los civiles.

En respuesta, la comunidad internacional tiene que hacer algo más que poner dinero, advirtió Cameron.

“Tenemos que ponernos de acuerdo sobre acciones concretas”, dijo, pidiendo proporcionar empleos y educación a los refugiados en los países vecinos.

“No es algo que beneficiaría únicamente a Siria y sus vecinos, interesaría a Europa también: cuanto más hagamos para permitir a la gente quedarse en la región, menos probabilidades habrá de que vengan a Europa”, explicó.

Cameron reclama mejores lazos comerciales entre Jordania y la Unión Europea, y que los países vecinos impongan cuotas de empleos para sirios en ciertos sectores.

Con la popularidad de Merkel bajando por su decisión de dar la bienvenida a cientos de miles de inmigrantes y refugiados, Alemania llega a la reunión con el objetivo similar de limitar nuevas llegadas.

“A largo plazo, la educación y el empleo deben contribuir (…) a contener el flujo de refugiados a Europa”, dijo el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier.

El ministro de Desarrollo alemán, Gerd Muller, dijo recientemente a la prensa alemana que una “alianza laboral” podría ayudar a crear medio millón de empleos para refugiados en Jordania, Turquía y Líbano.

La esperanza es que las políticas para impulsar el empleo en general también aliviarán el creciente resentimiento de la población local por la ayuda a los refugiados.

“El aumento de la angustia y la vulnerabilidad de los refugiados sirios y la creciente percepción en las comunidades de acogida en toda la región de que son una amenaza para su propio sustento, son causa de alarma y constituyen uno de los riesgos más importantes para la estabilidad regional”, advirtió un informe preparado para dar respuesta humanitaria al conflicto.

La conferencia, que se abre menos de una semana después del inicio de conversaciones de paz en Ginebra, se centrará en gran medida de la educación, destacando que 700.000 niños refugiados no tienen acceso a la escolarización.

“Se necesitan esfuerzos y recursos concertados urgentes para salvar a esta generación de niños. Es una carrera contrarreloj”, dijo Peter Salama, director regional de UNICEF para Oriente Medio y el norte de África.

Ante el riesgo de que se pierda una generación, Malala Yousafzai, la joven paquistaní ganadora del premio Nobel de la paz, lanzó una petición para que los donantes comprometan 1.400 millones de dólares al año para educar a los niños refugiados sirios.

Para lograr todo esto, los donantes tendrán que mostrar más generosidad que el año pasado, cuando la ONU y sus agencias recibieron sólo 3.300 millones de dólares de los 8.400 millones de dólares que habían reclamado.

La organización no gubernamental Oxfam señaló que Alemania, Gran Bretaña y Suecia fueron los que más hicieron, y Francia y Rusia los que menos.

La oficina de Cameron pidió que “todos los países asistentes doblen al menos su contribución de 2015 para paliar la crisis”.